Simplemente a Rosa

 

Esta tarde nos hemos encontrado,

igual como la luna tapa al sol.

En ese breve instante,

un crucigrama a toda prisa.

Te he visto apasionada

fundida en tus ideas

y no sé mes de ti.

Yo he dejado una piel

gastada en el canino

y no busco otra concha que me envuelva.

Ahora quiero correr la nueva senda,

a tumba abierta.

Quiero darme por entero

a manos llenas,

confundido con un darte por entero;

y sentir fluida como orgasmo

que el aire y la luz se nos derrama.

Montémonos la vida a nuestro antojo

y hagamos de fábrica de noches.

Probemos a beber ese futuro,

de este presente que se pasa

y agotemos el tiempo.

Que corra la arena sin mirarla

y gocemos a tope,

que corra la sangre en nuestras venas,

porque le vida es comunión

y es amor y lucha y riesgo.