Acróstico

Aunque revolviera el mundo,

Jamás encontraría mujer

O ser cualquiera, que fuera a la vez

Silencio y ruido.

Eso eres tú. ¡Amor!

Felicidad en armonía,

Inmensa como un mundo.

No temas que deje de quererte

Amor. Tu eres mi vida.