¡ Amor !

                                                                            ... y un muerto de muerte lleno.

                                                                                                      (A. Aguilera)

¡ Amor !

Has roto mi primavera.

Mil rayos de sol has anulado

y has vestido de tierra todo el cielo.

Ya no es bonita la mañana,

porque hasta los gallos

ya no tienen cuerda para despertarme,

ni el sol sus manecitas

con que abrir mis ojos.

Solo podía darte un casco de naranja

y preferiste un limón entero,

aunque te dañase los dientes,

y yo sigo llamándote ...

        ¡Amor!

porque te veo solo ...

        nadando hacia mí,

sin el vestido que nos ha separado.

No te vistas ¡Amor!

        y ven a mi desnuda,

        como entonces,

cuando creía,

poder coger las almendras con la mano,

cuando aún no sabía

que las había amargas.

¡ Amor !

¿ llegué a envolverte

en la luz que me diste ?

Sí. ¡ Amor !

y si es verdad que nos fundimos

¿ por qué estrechaste los caminos

y los sembraste

de aquellos guijarros viejos ?