Añoranza

Aún llevo en el bolsillo

mi última sonrisa de primavera,

tú, quizá hayas perdido

aquel aro de estrellas.

     ¿Recuerdas amor?

     Sabía que estabas,

porque lo había leído en tus ojos

cuando creí encontrarte

y solo era tu sombra

     Seguí buscándote

     y tuve que remover el mundo

     con mi arado de ensueño,

     haciendo surcos en lo eterno.

Un día te hiciste cuerpo

y me envolviste en tu aliento.

Fue tan bello

como la esperanza de un mundo nuevo;

tan ténue

como el batir de unas alas;

tan suave

como el beso de una flor a la noche

en el abrirse.

Recuerdo, que tuve un sol en mis manos

y una escala de luz en mis oídos.

Recuerdo, como murió en el silencio,

que yace vestido de lamentos.

Fue tan triste,

como estar de cara al mar,

sin verlo.

     Ahora ...

Aún llevo en el bolsillo

mi última sonrisa de primavera,

tú, quizá... también conserves

aquel aro de estrellas.