Llamada

¡Ven, amor!

              y tráeme un poco de recuerdo,

              un poco de espuma de tus labios,

              que pueda adormecer este presente

              obscuro en el dolor y vivo en llanto.

              ... un poco de luz en tu mirada ...

¡Ven, amor!

              que tengo algo en mí,

              bordado de suspiros,

              que no se caminar,

              si no cuento tus pasos.

¡Ven, amor!

              ¿ Recordarás mañana ?

              Se ha hecho un nudo

              y nos deja una trenza de años.

¡Ven, amor!