Miedo

Vivo solo, aquejado por el miedo,

con un grito de temor siempre en la mano.

         ¡¡ No, no sigas,

         detén tu triste paso,

         no des más gris a mis tristezas.!!

...Mi azul se aleja

y mi mirada se arrastra tras su paso.

No sé ya respirar.

         Mi jaula acecha.

No sé ya,

ni quien soy, ni me interesa.

Encrucijada. Dos muertes.

         Pañuelo en sangre de olvido.

         ¡¡ No, no sigas !!

no puedo desliarme de sus dedos.

Como presa que vuela hacia la trampa,

así camino con el miedo

triste sino de lo absurdo y de lo incierto.