Y tú..., tan lejos

No he sido mar ni lago,

ni he tocado un nenúfar

        con mis manos.

...

y tú, estás lejos... mar,

tan lejos como mi corazón

        que ya no siento.

        Tendí un puente

sin saber que te arrancaba de mí

        y me hice arena.

        Miré las ondas

Y tú,

hacías arrugas suaves en el agua.

¡ Que lejos estás ¡... mar.

Ya me he perdido

y no tengo señal.

¿Como recordaré tu paso?

!0h, mar ¡ no se llorar,

y tendría que hacer lágrimas,

un ataúd de lágrimas

que cubra mi cadáver que vive.

         Necesito llorar,

para ablandar las rocas

         que nacen en mí.

¿Por qué te hiciste mar?

         ¿Por qué?

                     ¿Por qué?