En mi rincón

¡ Sombra triste y caída

de un árbol seco!

     Yo soy como una sombra

          que está mordiendo

                mi árbol,

o como aire,

que arranca mi humo

      dulce y suave.

Me está mordiendo mi sombra

     con sabor amargo,

     cada vez más amargo,

como si el tiempo

     fuese desde entonces

     o la vida

         naciese allí.

Como si el camino

     fuese un aro hueco,

     como un embudo

     y casi sin aire.

Yo era luz

y fue un paréntesis en mi existencia.

     Ahora soy dolor,

                    íntimo

                    solo,

                    zozobra,

                    miedo.

Ahora soy yo...

...y no se quien soy.